Amoxcalli Blog

de los códices al blog, una biblioteca es mi boleto para viajar... pienso dar una vuelta al mundo y ¿quién sabe? tal vez nos encontremos.

mayo 19, 2005

Para un día como hoy... noticias.



Un artículo del diario Palabra, de Armando Fuentes Aguirre, "Catón", publicado el 13 de mayo.
Amados libros
Antier estuve en Mexico, y comi con una linda chica a quien los organizadores de mi conferencia encargaron la tarea de atenderme. Fuimos al restoran del Hotel "Marriot", de Polanco. Ese restoran tiene un curioso nombre "El pergamino". Quiza fue el nombre lo que llevo a mi acompanante a hablar de libros. Me conto que pertenece a un circulo de lectura. Mensualmente se reune con una veintena de companeros y companeras que desde hace anos se han propuesto leer un libro cada mes. Le pregunte cuales habian leido ultimamente, y al oir la relacion quede poseido por un sentimiento de intima vergenza: ninguno de esos libros he leido yo.
Sucede que me cito las mas ultimas entre las ultimas novedades editoriales. Parece ser que los jovenes que forman ese club quieren estar al dia en sus lecturas, y leen lo mas reciente y calientito salido del horno editorial. En cambio yo recelo de esas modernidades, y pienso que se debe esperar un tiempo antes de saber si un libro vale la pena de leerse. Ademas los autores de hoy son opulentos en lo que hace a la dimension de lo que escriben. Hacen novelas de mil seiscientas paginas (primera parte), y tienen a desdoro que sus libros midan menos de 10 centimetros de grueso.
Mi gusto me lleva, mas que a leer, a releer. Vuelvo una y otra vez a los amados clasicos, y cada lectura es como la primera. En ellos si encuentro novedades. El Quijote, por ejemplo, se lee siempre por primera vez. "Los hermanos Karamazov" es invariablemente una novedad editorial. Escritores como Flaubert, o Dickens, o Tolstoi acaban de escribir sus obras, asi son de actuales. Y no digamos los mas grandes senores: Homero, Dante, Shakespeare... Decia don Alfonso Reyes: "Clasico es lo que sin ser actual es actual". Los clasicos son en verdad los libros mas actuales. Y, cosa curiosa, son tambien los mas baratos. La ultima novela de Perez, el autor espanol de moda, cuesta en Gandhi 220 pesos. Ahi mismo acabo de comprar en 30 una edicion preciosa de "La regenta", de "Clarin".
En verdad, los libros viejos son los mas nuevos, y los mas baratos llegan a ser los mas caros. Quiero decir, los mas queridos. He aqui un lindo elogio que Felipe Teixidor hace del comprador de libros viejos:
"...El comprador de libros viejos (la palabra 'bibliofilo' tiene ahora un sentido demasiado presuntuoso, o demasiado caro- practica dia tras dia una obra de redencion. Mercedario reformado, rescata a los cautivos de las librerias y baratillos. Y un buen dia se encuentra con que ha reunido una coleccion de libros modestos, desdenados durante anos y anos, leidos por muy pocos, y que solicitan su amistad. Obediente al reclamo el coleccionista los lee con amor, toma notas, les pone senales, y va preparando la hora en que han de volver, aunque sea en fragmentos, al torrente circulatorio de la cultura. Demonos prisa antes de que estos volumenes, amables, curiosos y dificiles de encontrar, se dispersen y se pierdan definitivamente...".
Compremos los buenos libros viejos. Son los mas nuevos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal